SOCIAL MEDIA

miércoles, 7 de agosto de 2019

Lectura obligatoria

Cuando escuchar que algo es obligatorio pensamos en cosas tediosas y de mal gusto. Sentimos  que las obligaciones no nos gustan porque es algo que se nos ha impuesto. Hoy les quiero hablar sobre como la lectura obligatoria en mi escuela me empujo hacer un lector compulsivo por mucho tiempo.


Es cierto que la lectura obligatoria en las escuelas publicas y privadas de la República Dominica y casi todo el mundo suponen un terror en los niños y adolescente y una negativa hacia los libros en sentido general, en mi caso fue todo lo contrario a partir de ciertos libros.

Para mí, leer los libros de Lengua Española era pasar gran parte de mis tardes y mis noches desperdiciando tiempo, era aburrido hasta más no poder, pero a pesar de ello era de los pocos que terminaba de leer un libro, un cuento, un ensayo o un poema, incluso entregar las tareas completas.



Recuerdo tener 12 años y estar cursando el séptimo de la escuela básica y me asignaron la tarea de leer Marianela de Benito Pérez Galdós. Cuando leí la sinopsis casi moría del aburrimiento y era una tarea necesaria para aumentar mis calificaciones pero sucedió algo, faltando solo dos días para entregar la asignación no había leído ni una página porque ni siquiera había comprado el libro. Le pedí dinero a mi mamá y corrí hacia la librería del pueblo y compré la novela en una versión diminuta con letras que me hicieron llorar de tan pequeñas, pero lo que más me sorprendió no fue el tamaño de sus letras si no el amor que le tuve a esa historia que leí por primer vez en mi vida durante toda una noche.

Conocer el personaje de la Nela fue para mi una maravilla y una tristeza que a esa edad no comprendía, yo creí que la Nela era un personaje ficticio. Cuando terminé la novela corrí a la librería y compré otro libro, recuerdo que una edición pequeña de El Diario de Ana Frank que solo terminé leyendo a la mitad porque lo perdí y nunca lo pude encontrar. Hoy le puedo agradecer a la lectura obligatoria de las escuelas por haberme empujado al mundo de los libros.

Sin embargo, debo decir que estoy en contra de eso mismo, sí, en contra de la obligatoriedad de esta práctica, porque hoy día es un poco diferente a como fue en mis tiempos y no funciona siempre como me funcionó a mi y ¿en qué me fundamento para decir esto? fácil, los profesores colocan lecturas que ellos mismos no han leído (no en todos los casos pero sí en la mayoría), siguen un simple programa.

A diferencia de mis años escolares estas asignaciones ya tenían un trasfondo histórico, mi profesor ya conocía la lectura que imponía y en el fondo yo sabia que al momento de ser confrontado, el profesor tendría las bases suficientes para hacerlo. Claro, también esta el hecho de que las lecturas eran selectivamente escogidas y muchas veces eran divididas en grupo de acuerdo a las diferentes personalidades, esto por supuesto, para que nos interesáramos por el material.

He visto como muchas personas no les gusta leer u odian leer poniendo la excusa de que les causa sueño, se  aburre, pierden tiempo y demás disparates porque esa fue su experiencia más cercana a la lectura. Leer para salir del paso, para cumplir con las obligaciones escolares, matarse como muchas veces lo hice yo dos días antes de entregar mi asignación para así salir de eso. Y ha esto lleva la lectura obligatoria, no estoy de acuerdo.

Me da mucha tristeza ver como adolescentes odian leer y se burlan de quienes leemos como si fuera cosa de otro planeta y cómo el sistema educativo ignora esa parte de la educación que es tan esencial. Y la ignoran ya que ellos mismos, los de las cúspides gubernamentales, son los primeros que gustan de las lecturas.

No quiero que mal interpreten la obligación con la necesidad, la lectura es una necesidad para todos los estudiantes, es casi imposible cumplir con los requerimientos escolares si la lectura no está dentro de ellos pero vamos a mejorar esa parte, vamos a tratar de que la lectura pase de ser un martirio a un pasatiempo hermoso que sirve para enriquecernos.

4 comentarios:

  1. Hola!!
    Bueno, como te dije en Instagram, me pasaría a leer tu entrada y aquí estoy. Tienes toda la razón en que las lecturas obligatorias no son buenas para nadie. A veces me tiraba de los pelos con los libros que nos mandaban y eso que a mí siempre me encantó leer. A veces pienso que tendrían que ver otros métodos para hacer leer a los jóvenes y "obligarles" así a leer, como una profesora que tenía mi hija que les dejaba elegir sus lecturas a ellos. Si te dejan leer lo que te gusta, quizás estés más dispuesto a ello, aunque sea un cómic 😊
    Me ha encantado la entrada!!
    Besos 😘😘

    Pd: ya de paso te sigo aquí también!! 🤗

    ResponderEliminar
  2. Hola, gracias por pasarte por mí blog.
    Tienes razón, se debe buscar una estrategia para impulsar la lectura en los más jóvenes.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Tienes toda la razón del mundo, yo trabajo en una tienda y a veces, vienen chicos y chicas jóvenes que cuando oyen hablar de lectura es como si tuviesen alergia. Me da pena de que no sepan lo que se están perdiendo... los colegios y profesores deberían saber más de lo que mandan a leer para que no pasen estas cosas.

    ¡Muchos besos!

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Esto me ha hecho recordar mi primera lectura, fue en la secundaria la profesora de español nos dejó un trabajo sobre leer un libro y dentro de un mes hacer una exposición sobre el libro, mi mejor amigo Carlos quien era o mejor dicho sigue siendo un lector acudí a él para que me prestara un libro... yo no era lector ni mucho menos me imagina leer un libro pues Carlos como un buen samaritano me prestó la divina comedia de Dante Alighieri, té puedes imaginar uno de los libros más vendidos del mundo y un gigantesco libro para alguien que nunca ha leído, no lo quería pues quería uno más pequeño el insistió que me iba a gustar, recuerdo que empecé a leerlo y créeme que no puede detenerme hasta verlo terminado desde ese día le he dado las gracias a mi amigo por haberme dado a conocer la lectura hoy en día Amo los libros 📚 y sueño con escribir mi propio libro...... GRACIAS 😊!

    ResponderEliminar